Síndrome de la cintilla iliotibial

Síndrome de la cintilla iliotibial

El síndrome de la cintilla iliotibial es una dolencia que causa dolor en la parte exterior de la rodilla. Afecta a una banda de tejido conectivo resistente llamada “banda iliotibial” situada en la parte externa del muslo, localizada desde el hueso de la cadera (trocánter mayor) hasta la parte externa de la rodilla.

Esta dolencia se produce comúnmente en corredores, especialmente tras aumentar su rutina de ejercicio de manera poco progresiva o por el inicio sin preparación en la técnica del “running”.

Los síntomas más característicos son dolor y ardor en la parte externa de la rodilla, que se produce cuando la persona corre o realiza otra actividad física. En algunos pacientes, el dolor perdura posterior a la rutina de ejercicios, empeorando al subir y bajar escaleras o al permanecer en una posición mantenida de pie (sobretodo después de estar sentado).

El TRATAMIENTO del síndrome de la cintilla iliotibial en AGClinic Fisioterapia Avanzada suele distinguirse en varias etapas, siendo necesario una buena valoración inicial para determinar la causa de la propia dolencia.

En primer lugar es necesario el descanso deportivo relativo que empeoren el dolor o irriten el tejido conectivo de la banda iliotibial. Además, en necesario la utilización de crioterapia posterior al ejercicio o después de actividades que causen dolor.

Otra parte del tratamiento de fisioterapia para el síndrome de la cintilla iliotibial consiste en:

  • Terapia manual para la modulación del dolor y descarga de la musculatura.
  • Estiramientos de la musculatura del miembro inferior: incluyendo la banda iliotibial, cuádriceps, isquiotibiales y zona glútea entre otros.
  • Ejercicios de estabilización lumbar y glútea. La falta de estabilización glútea puede aumentar la fricción en la cara lateral de la rodilla por generarse una rotación interna de la cadera en el momento de apoyo monopodal en la carrera.
  • Fortalecimiento de la musculatura del miembro inferior a través de ejercicios funcionales y excéntricos.
  • Vuelta progresiva y planificada al ejercicio habitual.

Además, es necesario un aprendizaje correcto de la técnica de carrera con el fin de aumentar la carencia del paso y disminuir el peso corporal en el momento de apoyo monopodal. Este proceso, mejorará la eficacia de la carrera, mejorando las sensaciones y disminuyendo el dolor del síndrome de cintilla iliotibial.

Aún así, lo más importante para la PREVENCIÓN de este síndrome es:

  • Tener un control exhaustivo del desgaste de su calzado deportivo
  • Mantener una correcta estabilización-fortalecimiento de la zona lumbar y del miembro inferior
  • Realizar un entrenamiento progresivo y específico a su capacidad física
  • Mantener una rutina de calentamiento y estiramientos posteriores al ejercicio.

Con todo esto….A CORRER!!

Lucía de la Puente

Comentarios

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.