Fisioterapia en el paciente postquirúrgico de ATM

paciente postquirurgico

Todos los pacientes saben que tras un proceso quirúrgico de cualquier índole, viene un tiempo de rehabilitación y recuperación. Esto se debe a que toda intervención quirúrgica provoca alteraciones bioquímicas, fisiológicas y morfológicas, pudiendo llegar a producir cambios neuroplásticos a diferentes niveles.

Algunos de los signos y síntomas que se pueden desarrollar tras una intervención quirúrgica son: alteraciones sensitivas y motoras, reducción de los rangos de movimiento articular, problemas asociados al miedo y evitación y por supuesto discapacidad.

¿Cómo tratar o minimizar este tipo de problemas en el paciente postquirúrgico? En ciencias de la salud, existen diversos tratamientos y formas de abordaje para enfrentarse a este tipo de pacientes. Uno de ellos, cuya eficacia ha sido probada en diferentes estudios y casos de pacientes reales, es el enfoque desde la Fisioterapia. De hecho, existen determinados procesos quirúrgicos cuyo tratamiento tras la intervención requiere fundamentalmente de fisioterapia para que la recuperación del paciente sea lo más rápida y eficaz posible.

El papel de la Fisioterapia en el paciente postquirúrgico de la articulación temporomandibular (ATM) es básico para la recuperación de estos pacientes. Este tratamiento va encaminado a  reducir el dolor, mejorar el control motor (incluida la deglución), aumentar los rangos de movilidad y, por consiguiente, reducir la discapacidad que todo ello provoca.

En el caso de la intervención quirúrgica de la ATM, como en el de otras muchas, el paso por el fisioterapeuta es indispensable para garantizar una mejoría del paciente postquirúrgico, por lo que es recomendable utilizar esta terapia como fundamento de la rehabilitación.

En nuestro centro estamos especializados en técnicas de tratamiento avanzadas para paliar el dolor en general y el dolor orofacial en particular. Para ello, utilizamos terapia manual, reeducación sensitiva, ejercicio, educación, nuevas tecnologías y avances relacionados con aplicaciones móviles o tablets tanto en la valoración inicial como en los tratamientos. Si precisa de este servicio, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Referencias

·       Jung HD, Kim SY, Park HS, Jung YS. Orthognathic surgery and temporomandibular joint symptoms. Maxillofac Plast Reconstr Surg. 2015 May 28;37(1):14. eCollection 2015.

·       Kim YK, Kim SG, Kim JH. Altered sensation after orthognathic surgery. J Oral Maxillofac Surg. 2011 Mar;69(3):893-8. doi: 10.1016/j.joms.2010.10.025.

·       Geerse WK, von Piekartz HJ. Ear pain following temporomandibular surgery originating from the temporomandibular joint or the cranial nervous tissue? A case report. Man Ther. 2015 Feb;20(1):212-5. doi: 10.1016/j.math.2014.05.006.

·       Sforza C, Tartaglia GM, Lovecchio N, Ugolini A, Monteverdi R, Giannì AB, Ferrario VFJ Mandibular movements at maximum mouth opening and EMG actvity of masticatory and neck muscles in patientsrehabilitated after a mandibuar condyle fracture.  Craniomaxillofac Surg. 2009 Sep;37(6):327-33. doi: 10.1016/j.jcms.2009.01.002.

·       Ahmed N, Poate T, Nacher-Garcia C, Pugh N, Cowgill H, Page L, Matthews NS. Temporomandibular joint multidisciplinary team clinic. Br J Oral Maxillofac Surg. 2014 Nov;52(9):827-30. doi: 10.1016/j.bjoms.2014.07.254.

·       Robl MT, Farrell BB, Tucker MR. Complications in orthognathic surgery: a report of 1,000 cases Oral Maxillofac Surg Clin North Am. 2014 Nov;26(4):599-609. doi: 10.1016/j.coms.2014.08.008.

Comentarios

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.